¿Por qué no miré por la ventana antes de salir?

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¿Por qué? ¿Por qué hay gente que sale a la calle preparada para todo, para aguantar lluvias, tornados y terremotos, y yo no? Esta mañana me vestí con mi cuello alto negro, mi pantalón beige de corte recto, mis estupendos altos tacones negros, mi par de zarcillos tipo perla, mi delgado collar artesanal marrón y verde, mi cartera de cruzada negra y mi abrigo de primavera, PERO, obvié un útil paraguas. Obvié las pashminas que vi que varias chicas usaron para resguardarse de la lluvia, mientras yo veía destilar el agua por mi flequillo y estancarse en la cuenca de mis gafas. ¿Por qué esta mañana no fui de esas chicas que tenían una camiseta con «capucha»?
Simple, porque yo no soy la chica de la foto, que camina feliz con sus tacones bajo la lluvia, no. Yo sólo pensaba en llegar a la oficina, como pollo remojado y tener que excusarme por mi apariencia.

Si sólo hubiese mirado por la ventana antes de salir, este post hablaría de ¿Por qué hay chicas que esta mañana no salieron preparadas para esta lluvia?

Ella sí miró por la ventana antes de salir

Deja un comentario

Sobre mi

Mi nombre es  Tatiana, madre millennial de un niño de generación aún desconocida, y futura mamá de su hermanito menor. Comparto mi punto de vista de la maternidad, la vida y algunas historias cuando me viene la inspiración. Puedes encontrarme en Instagram como @TatiLuis. 

Post recientes

#tatiluis
Instagram ha devuelto datos no válidos.
Cerrar menú