Relatos de una chica con anillo en mano

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Lavar, planchar, cocinar, estar siempre disponible. Sí, así parece que es el «día a día» de quienes aceptamos unir nuestras vidas para siempre a otra persona. Pero, les voy a abrir un huequito para que husmeen la otra cara de la moneda: dormir, ser dueños de la agenda, ver Tv sin remordimientos, tener un cómplice para ese brownie con helado a las 11 y pico de la noche, contar siempre con ese «vasito de agua» en la madrugada aunque la sed haga de las suyas y abandonar el calorcito de la cama es algo inimaginable y siempre escuchar «estás linda» cuando me acabo de levantar, despeinada y con una franela gigante por pijama, hacen el hecho de tener un anillo en la mano, la cosa más satisfactoria del mundo.

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Sobre mi

Mi nombre es  Tatiana, madre millennial de un niño de generación aún desconocida, y futura mamá de su hermanito menor. Comparto mi punto de vista de la maternidad, la vida y algunas historias cuando me viene la inspiración. Puedes encontrarme en Instagram como @TatiLuis. 

Post recientes

#tatiluis
Instagram ha devuelto datos no válidos.
Cerrar menú